Verdades varias

La vida está llena de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber distinguirlas.
Li Tai Po, poeta chino







13 Sep 2010

Time out

Dale que le estoy poniendo la mejor onda que puedo. Dale que estoy sacando paciencia de donde no tengo. Vanamente intento conversar con vos; lo único que encuentro es un sólido y frío muro de monosílabos o contestaciones secas y contundentes. Y dale que vamos... a ninguna parte, a ningún lugar. Durísimo, du-rí-si-mo.
¿Sigo dándole para adelante? No, ni da. Me estoy quedando con las manos vacías, no hay recompensa de tu parte. Mucha indiferencia, desinterés, "me da igual". Y yo, como siempre, soy la pelotuda que aguarda paciente por una mínima demostración de interés. Pero no hay nada; llegamos hasta acá y no hay nada. Estamos en Pampa y la vía.
Me siento mal por mí, soy tan patética que doy risa. Creo que ya es hora de parar las rotativas porque, seamos sinceros, no están rodando. No vamos ni para adelante ni para atrás, ni a la vuelta de la esquina ni a tomar un café. No nos movemos, estamos inertes. Ya no puedo esperar por una señal, porque si no me la diste hasta ahora, no va a llegar nunca. Este caballito ya no está para estos trotes, y va a partir hacia otras pasturas, please be advised.
Respiro hondo, guardo el aire, y me tiro a la pile desde la última plataforma. Si te lo digo de una me duele menos. También, me cuesta menos. Veamos qué tenés para contestar; espero sea una buena respuesta, una buena razón. "Y si no, no aprendimos la lección".

No comments: